Archivos por Etiqueta: autoritarismo

El PRI no ganará en 2018

En 2015 el PRI ha sido, de nueva cuenta, el partido más votado de México. Hay quienes, decepcionados, sostienen la marea roja priista luce indetenible rumbo al 2018 y que es un pésimo presagio que, a pesar de los escándalos y de las tragedias, los mexicanos hayan optado por brindar de nueva cuenta su confianza al partido del presidente. La tesis de este texto va en sentido contrario: gracias a la jornada electoral del fin de semana pasado han quedado expuestos elementos que permiten anticipar que el PRI difícilmente retendrá la presidencia en las próximas elecciones.

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/12-06-2015/35723

8 de junio

Nuestra partidocracia nos desprecia. A los dueños de nuestro sistema de partidos les tiene con poco cuidado el actual grado de desprestigio que arrastran y, campaña tras campaña, envían a sus impresentables elegidos a buscar el voto de los electores mediante promesas irracionales que hoy son entonadas al ritmo de ridículas canciones piratas

Para un número importante de mexicanos cada elección resulta más ofensiva que la anterior. Los agravios son, para quienes pueden verlos y contarlos, acumulativos. Cuando se tiene que elegir entre el cómplice aval al candidato menos malo o la impotente protesta anti-sistema materializada en la anulación del voto el castigo a la partidocracia en las urnas se vuelve prácticamente imposible.  Y henos aquí sumidos en la inseguridad y en la precariedad económica, después tragedias como Ayotzinapa o Tlatlaya, de las reformas antipopulares promovidas por el PRI en el presente sexenio, de la censura a Aristegui y del acoso a periodistas en toda la república, preguntándonos increíblemente si todo esto afectará o no al partido del presidente en las urnas.

Es evidente que nuestra partidocracia se mantiene impune a pesar de la crítica, pero ello no implica necesariamente, como suele suponerse, que ésta sea completamente inmune a la crítica. Si los dueños de nuestros partidos no suelen ser afectados por el grado actual de crítica no es porque la inconformidad de tantos mexicanos sea inútil, sino porque no hemos logrado acumular la fuerza suficiente para evitar que buena parte de nuestro sistema político siga sirviendo para perpetuar un régimen que sólo beneficia a sus élites.

“¿Qué hacer para tener más fuerza?” es la pregunta obligada que muchos mexicanos nos hacemos. La respuesta no es tan obvia como la pregunta y no pretendo, de ninguna forma, solucionar desde mis humanas limitaciones individuales una interrogante de este tamaño; pero sí me parece que un buen punto de partida para ello podría ser analizar qué implica el concepto de fuerza.

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/05-06-2015/35462

¿El fin justifica los medios?

La noticia sobre un enfrentamiento en el que perdieron la vida 42 presuntos delincuentes y un policía federal en Tanhuato ha reavivado la discusión sobre la forma en operan nuestros cuerpos de seguridad cuando se trata de enfrentar criminales.

Contra las diversas voces que han señalado que los antecedentes más inmediatos obligan a tomar la versión oficial con reservas, que es muy sospechoso un saldo tan favorable para la policía y que no debemos descartar ninguna posibilidad, han surgido otras que acusan a los escépticos de defender a los delincuentes antes que a los policías federales o al ejército.

Es una falacia pensar, como lo ha expresado Ricardo Alemán en El Universal, que quienes están a favor de los derechos de los seres humanos venidos a delincuentes están necesariamente en contra de la tarea de los cuerpos policiacos o los detestan con “un odio maniqueo”.

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/29-05-2015/35178

Felipe Calderón, el devaluador imperdonable

Felipe Calderón está de vuelta. Aprovechando los reflectores de la actual campaña electoral, este ex presidente panista se ha dejado ver en varias ciudades de la república apoyando a diversos candidatos del PAN, quienes lo pasean y presumen con el orgullo propio del equipo que exhibe el trofeo de un campeonato.

Calderón ha asegurado que, a diferencia de los ex presidentes priistas, él sí puede dar la cara y hacer campaña por su partido. Sus correligionarios han tomado esta postura como un dogma y han empezado a circular en honor al político resucitado textos y memes en los que se le califica como “uno de los mejores presidentes”, se le atribuyen dos o tres logros –pagó la mitad de la deuda que dejó el PRI, por ejemplo- o se hace referencia a lo mucho que en el México actual se “extraña” a este ex presidente.

En realidad Calderón está en su derecho de hacer campaña, el PAN en su derecho de aceptarlo y los panistas, ya sea por ignorancia, por conveniencia o por fe genuina, en su derecho a endiosarlo. El problema es que sus exultaciones y sus mantras parecen estar encontrando eco en parte de nuestra sociedad, nublando la memoria sobre la realidad de la gestión calderonista y produciendo, por lo tanto, su injusta idealización.

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/15-05-2015/34640

Carmen Aristegui, luminaria estándar

En astronomía se conoce como luminarias estándar a una clase de objetos presentes en el universo que, como consecuencia de sus características específicas, brillan siempre con la misma luminosidad. Debido a esta particular cualidad, cuando se identifica a una luminaria estándar es posible calcular, con la ayuda de una fórmula matemática, la distancia que le separa de la tierra. Es por ello que esta especie de objetos suele ser empleada por los astrónomos como referente para conocer qué tan lejos de nosotros se encuentran otros astros observables en el espacio.

 

La carrera de Carmen Aristegui es una de las luminarias estándar del periodismo nacional.

 

Para continuar leyendo:

 

http://www.sinembargo.mx/opinion/20-03-2015/32904

Las aguas negras de Peña Nieto

Paralela a la línea de tiempo seguida por la presidencia de Enrique Peña Nieto corre una cadena que tiene como eslabones a una serie de escándalos que continúan acumulándose. Los conocidos casos de corrupción y de represión que han caracterizado a la gestión peñanietista han generado un malestar creciente en un amplio sector de la sociedad, por lo que se podría pensar que, ante el desgaste sufrido, el actual gobierno federal empezaría el año siendo más cuidadoso y responsable. En realidad, ha ocurrido todo lo contrario.

 

Para continuar leyendo:

 

http://www.sinembargo.mx/opinion/13-03-2015/32687