Archivos del autor: asalgadoborge

¿Quién quiso aniquilar a Carmen Aristegui?

Con excepción de Estados Unidos, Liberia y Myanmar, cuando se trata de medir longitudes todo el mundo utiliza el sistema métrico. Pero este no fue siempre el caso. El metro fue introducido como unidad de medida universal en Francia hace poco más de 200 años.

Originalmente, el metro fue definido como la diezmillonésima parte de la distancia que separa el polo norte de la línea del ecuador pasando a través de Paris. Si esto suena complicado es porque lo es.

En consecuencia, para fines prácticos, el metro fue representado a través de una barra metálica; una suerte de “metro estándar” que sirvió como referencia para replicar esta medida sin necesidad de hacer cálculos complejos. A su vez, réplicas del “metro estándar” fueron instaladas en distintos puntos de París para que la gente pudiese comparar extensiones familiares a través de la nueva medida.

Así como el metro estándar tenía la función de medir y comparar longitudes, el mundo cuenta con un puñado de “periodistas estándar” que logran representar el sentido de su profesión y convertirse en puntos de comparación y referencia. El de Carmen Aristegui es, sin duda, el caso más conocido e incontrovertible del siglo XXI en México.

Ni el grotesco intento de aniquilamiento del que Aristegui fue víctima esta semana en redes sociales ni el resultado de este intento se explican sin este contexto.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/2703/opinion/quien-quiso-danar-a-carmen-aristegui-articulo/

Toxicidad robotizada: los bots mexicanos y sus conexiones

Cualquiera que utilice redes sociales se ha topado con bots, cuentas automatizadas que, gracias a la permisividad de Facebook y de Twitter, infiltran, saturan y contaminan la discusión pública.

Probablemente los bots más conocidos son los que hacen todo lo anterior con el fin de favorecer a un candidato o partido político. No es causalidad que este sea el caso. Los bots saltaron a la fama en México a partir del uso intensivo que Enrique Peña Nieto hizo de este mecanismo a partir de 2012, los llamados “peñabots”.

Desde entonces, el uso de bots por las principales fuerzas políticas en México se ha extendido y sofisticado. Tal como Carlos Páez ha documentado en Aristegui Noticias, todas las fuerzas políticas de México los utilizan como parte de su estrategia en redes sociales. En consecuencia, los bots se han multiplicado al punto de que actualmente la mitad de las cuentas que interactúan en discusiones políticas en Twitter son automatismos.

Este fenómeno es reflejado con más claridad en la presencia de bots pro-AMLO y bots anti-AMLO, cuentas que aparecen para sembrar memes o comentarios lo mismo en publicaciones sobre política que en noticias relacionadas con ciencia o deportes.

Sin embargo, los bots partidistas no son los únicos en nuestro vecindario.

En los últimos años las mexicanas y los mexicanos hemos sido testigos de la multiplicación de automatismos que brincan para defender a líderes internacionales, como Donald Trump o Vladimir Putin. Aunque fue más evidente durante la campaña presidencial en Estados Unidos el año pasado, los bots pro-Trump o pro-Putin continúan en activo

También hemos visto a hordas de bots que irrumpen en los comentarios a notas sobre violencia contra las mujeres para revictimizar o para agredir a feministas, haciendo abierta apología del sexismo y de las agresiones físicas en su contra. Esta lógica, es importante aclarar, está presente desde antes de los desaires del actual gobierno al movimiento feminista y va mucho más allá de ese desencuentro.

Finalmente, cuentas automatizadas o semiautomatizadas aparecen cada vez que se comparten publicaciones sobre derechos de la comunidad LGBT. El discurso de odio, tanto el dirigido hacia grupos de la diversidad sexual como el enfocado en individuos por su pertenencia a alguno de estos grupos, se manifiesta particularmente cuando los contenidos hacen alusión al matrimonio igualitario o a crímenes de odio.

Antes de continuar, dos aclaraciones son importantes. Al identificar los anteriores fenómenos no pretendo insinuar que todas las cuentas que apoyan a Trump o a Putin, o que publican contenidos sexistas o difunden contenido de odio contra la comunidad LGBT son bots o cyborgs. Mi única intención es subrayar que un buen número de automatismos o semiautomatismos exhiben este tipo de comportamiento.

Tampoco pretendo que la lista de fenómenos mencionados arriba sea exhaustiva. Me parece, eso sí, que este listado puede ser representativo.

La pregunta obligada es, ¿existe alguna conexión entre estos fenómenos? Me parece que al intentar responder a esta pegunta existen al menos tres opciones relevantes sobre la mesa.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/2003/opinion/toxicidad-robotizada-los-bots-mexicanos-y-sus-conexiones-articulo/

Derechos LGBT y la generación Z: adiós al molde binario

Que las personas puedan contraer matrimonio con quien deseen sin distinción de sexo o género es un derecho humano. No hay rabieta o pataleta que pueda cambiar este hecho.

Tampoco es disputable que en nuestro país el matrimonio igualitario es constitucional; esto ya ha sido decidido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desde 2015. Cualquier discusión sobre este tema es un grito en el desierto.

A pesar de la contundencia de estas premisas, en México los derechos de las personas LGBT no han terminado de ser plenamente reconocidos en los hechos. Ello podría estar por cambiar radicalmente en los próximos días. Dos anuncios hacen pensar que este puede ser el caso.

El primero es la aprobación en la Cámara de Diputados de un dictamen que pretende reformar 27 artículos de la Constitución y que incluye la prohibición explícita a discriminar por motivos de identidad, expresión de género u orientación sexual.

En ese documento, aprobado en comisiones, se señala explícitamente que la igualdad de todas las personas ante la ley “protegerá́ y garantizará en igualdad de derechos la organización y el desarrollo de todas las estructuras, manifestaciones y formas de comunidad familiar, incluyendo a las integradas por parejas del mismo sexo, con o sin hijas e hijos, que estén bajo la figura de matrimonio, concubinato o alguna otra unión civil”.

El segundo es que la SCJN, después de haber pospuesto la votación, podría decidir esta semana si defiende su propia jurisprudencia de 2015.

Si la SCJN acepta un amparo promovido contra el Congreso de Yucatán por resistirse a reformar leyes locales para permitir el matrimonio igualitario en ese estado, no sólo obligaría a modificar las leyes en Yucatán, sino que se traduciría en amparos similares en forma y resultados en otras entidades.

El impacto de decisiones de esta naturaleza podría ser mucho más amplio de lo esperado. Para ver por qué, empecemos considerando los resultados de una encuesta reciente dada a conocer por Gallup en Estados Unidos.

De acuerdo con Gallup, uno de cada seis estadounidenses de la generación Z o “zoomers” son LGBT. Estos números probablemente se incrementarán significativamente, pues la encuesta sólo consideró a la fracción de los “zoomers” mayores de 18 años, cuando esa generación está constituida por personas que actualmente tienen entre 23 y 9 años.

Para dimensionar la importancia de estos números, vale la pena poner a la generación Z en perspectiva. Mientras que 15.9% de los “zoomers” estadounidenses se identifican como LGBT, el 9.1% de los millennials o generación Y -personas que nacieron entre inicios de los 80 y mediados de los 90-, el 3.8% de la generación X -personas nacidas entre los 1965 y 1980- y el 2% de los “baby boomers” -nacidos entre 1946 y 1964- se identifican de la misma manera.

La diferencia entre la generación Z y la generación Y se debe en buena medida al aumento en las personas bisexuales. Es notable que el 72% de los “zoomers” LGBT se considere bisexual, mientras que la mitad de los “millennials” afirman lo mismo.

Este es el primer ejercicio detallado por generaciones y perfiles LGBT realizado por Gallup. Hasta donde conozco no existe un ejercicio semejante en México. Esto podría estar por cambiar, pues el INEGI confirmó recientemente que este año se levantará una encuesta para recopilar datos de la población LGBT. Colaborarán en este ejercicio la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Para efectos de este análisis, lo importante es que es previsible que, como en Estados Unidos, las y los “zoomers” en nuestro país serán, por mucho, la generación que más se identifique como LGBT. También es esperable que, en consecuencia, el número de personas LGBT en México se incremente significativamente en los próximos años.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/1303/opinion/derechos-lgbt-y-la-generacion-z-adios-al-molde-binario-articulo/

El PRI y el PAN merecen perder este año

El PRI y el PAN llegarán a las elecciones de este año montados sobre una narrativa simplista y fatalista: la idea de que el país se está cayendo en pedazos y que, para evitar que el derrumbe sea total, es indispensable votar por ellos y contra Morena. Lo demás es lo de menos.

Mientras sus discursos y sus acciones sigan girando alrededor de esta narrativa simplista-fatalista, ni los priistas ni los panistas, juntos o separados, merecerán ganar elecciones.

Thank you for watching

Para ver por qué, empecemos reconociendo que sólo una de dos opciones puede ser cierta. O bien (a) el país no se está cayendo en pedazos -en esta categoría entrarían lo mismo escenarios donde nos va “de maravilla” que escenarios donde los resultados son mediocres- o (b) el país sí se está cayendo en pedazos, como afirman priistas y panistas.

Tomemos primero la opción (a); es decir, aceptemos, para fines del argumento, que el país no se está cayendo en pedazos.

Si la oposición acepta que este es el caso, entonces tendría que reconocer que su discurso no correspondería con la realidad. Y , por ende, que su narrativa sería falsa y que actualmente está predicando en el desierto.

Es fácil ver que esta lectura sería compatible con el hecho de que, si hoy fueran las elecciones, Morena obtendría 44% de los votos para diputados federales (de acuerdo con una encuesta de Alejandro Moreno publicada en El Financiero) y con el hecho de que, tal como se dio a conocer en Aristegui Noticias, 66% de las personas que viven en nuestro país aprueba el desempeño de AMLO (según una encuesta elaborada por De las Heras Demotecnia).

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/0603/opinion/el-pri-y-el-pan-merecen-perder-este-ano-articulo/

Crónicas marcianas: vida y perseverancia

1. Verde mañana

Giovanni Virginio Schiaparelli apuntó hacia Marte con su telescopio rudimentario en 1877. Este astrónomo italiano observó en su superficie una serie de líneas extrañas y consideró se trataba de “canales”; obras hidráulicas artificiales análogas a las utilizadas en la Tierra para transportar agua.

El tiempo dejó mal parado a Schiaparelli. Sus “canales” resultaron ser meras ilusiones ópticas. Pero esta aclaración llegó tarde. La idea de los “canales” marcianos había abierto la puerta a una larga cadena de especulaciones sobre la posibilidad de que exista vida en Marte.

Las historias de los “pequeños hombres verdes”, parte de la cultura popular de la primera mitad del siglo XX, tienen un antecedente inmediato en las observaciones de Schiaparelli.

Probablemente debido a la imposibilidad de viajar a Marte, estas historias se centraron en la inminente visita de nuestros vecinos planetarios.

Los dos sentimientos principales generados por esta eventual visita fueron miedo o esperanza, dependiendo del tipo de la narrativa seleccionada.

Gracias al compositor cubano Rosendo Ruiz Quevedo, en 1955 Latinoamérica incluso estaba lista para recibirlos bailando “ricachá”. Pero la espera fue en balde. El chachachá pasó de moda y los marcianos nunca llegaron.

2. Las expediciones

Menos de diez años después, los seres humanos llegamos indirectamente al planeta rojo.

En 1964, la sonda Mariner 4 sobrevoló Marte y nos ofreció las primeras fotografías en close-up de un planeta distinto a la Tierra. Las imágenes de cráteres parecidos a los de la luna, algunos incluso escarchados, circularon y asombraron a millones. Pero las señales de organismos biológicos, incluyendo hombres verdes, no aparecieron por algún lado.

Gracias al Mariner 6 y al Mariner 7, en 1969 la atmósfera marciana fue analizada como nunca y quedó, de una vez y por todas, zanjado el debate abierto por Schiaparelli: en Marte no hay “canales”. El Mariner 9, lanzado en 1971, estuvo en la órbita marciana durante más de un año y nos regaló el primer “fotomapeo” de toda la superficie de ese planeta.

Los marineros fueron sucedidos por los vikingos. En 1976, el Viking 1 y el Viking 2 se convirtieron en los primeros artefactos humanos en tocar la superficie de Marte y aportaron más datos e imágenes impresionantes.

Uno de los objetivos de estos aparatos estáticos fue determinar con más precisión la existencia de posibles signos de vida. Pero no encontraron las evidencias suficientes para establecer que este es el caso. Lo que es peor, inicialmente generaron falsas expectativas gracias a unos experimentos mal realizados.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/2702/opinion/cronicas-marcianas-vida-y-perseverancia/

La Suprema Corte se planta (o retrocede)

La Suprema Corte de Justicia de la Nación está por tomar una decisión sobre un asunto que en apariencia es local, pero que tendría repercusiones nacionales reales y de largo alcance.

El asunto que aparenta ser meramente local es un amparo interpuesto contra el Congreso de Yucatán por rechazar modificar las leyes en ese estado para permitir el matrimonio igualitario. El próximo miércoles, la Suprema Corte resolverá si el legislativo yucateco está obligado a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las repercusiones de esta decisión podrían ser de largo alcance. Si fallase a favor de conceder el amparo, la SCJN estaría reconfigurando las fronteras geográficas que hoy constriñen inconstitucionalmente el reconocimiento de un derecho. Con ello, la Corte estaría también redefiniendo las fronteras legales que actualmente amenazan con trivializar sus jurisprudencias.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/2002/opinion/la-suprema-corte-se-planta-o-retrocede-articulo/

La cuarta transformación y la fórmula populista: un divorcio necesario

Artículo publicado en la edición 2311 de Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de AMLO ha aprovechado la misma fórmula que ayudó al reciente ascenso de los populistas de derecha alrededor del mundo. La relevancia que este compuesto tiene para la 4T queda de manifiesto cuando se consideran sus dos principales elementos. 

El primero está formado por la colección de tropos y recursos discursivos populistas. En esta colección se puede incluir el uso de frases pegajosas o apodos, las simplificaciones de problemas complejos, las respuestas repetitivas y descalificaciones sin distinciones a la prensa, o la jocosa caricaturización de críticos u opositores. 

El segundo elemento consiste en una raigambre cibernética constituida por el uso intensivo de hordas de bots, de replicadores de carne y hueso a sueldo y de influencers, que van desde artistas hasta supuestos intelectuales. Dado que alrededor de la mitad de los perfiles en redes sociales son cuentas automatizadas, el uso de esta estructura tiene un efecto crucial en la determinación del sentido de la discusión y en la formación de la opinión pública. 

Aunque esta raigambre no es exclusiva de los populistas, han sido éstos quienes la han utilizado primero y más eficientemente. Su uso no implica la inexistencia de un apoyo masivo y real a estos personajes o a sus gobiernos, pero juega un papel importante en la explicación de este apoyo. Para simplificar, me referiré a la conjunción entre los tropos populistas y la estructura cibernética como “la fórmula populista”. Independientemente de los aciertos de la 4T –los hay y no son pocos–, esta fórmula ha jugado un papel importante para el presente gobierno. ¿Cómo puede un gobierno de izquierda defender el uso de la fórmula del populismo de derecha?

Para continuar leyendo: https://www.proceso.com.mx/opinion/2021/2/16/la-cuarta-transformacion-la-formula-populista-un-divorcio-necesario-258383.html

Por qué Donald Trump es culpable del asalto al Capitolio

Con el voto de toda la bancada del Partido Demócrata y un puñado de integrantes del Partido Republicano, el Senado de Estados Unidos aprobó esta semana que el presidente saliente puede ser sometido a juicio político. En consecuencia, Donald Trump está siendo juzgado.

Pero los demócratas se enfrentan ahora al reto de convencer al menos a 17 senadores republicanos de declarar a Trump culpable del principal cargo que se le imputa; es decir, de llamar a una turba a cometer actos de insurrección el 6 de enero pasado.

Para demostrar que este es el caso, los demócratas edificaron una estrategia consistente en dos argumentos que se intersecan. El primero es que culpar a Trump por lo que dijo en el evento que derivó en el asalto al Capitolio no constituye una violación a la libertad de expresión de ese expresidente. El segundo es que Trump intencionalmente, y con conocimiento de causa, llamó a la turba a cometer la insurrección a la que se hace referencia.

En ambos casos, los argumentos presentados son tan poderosos como convincentes. Esto no significa que los senadores republicanos vayan a votar en contra de la figura más influyente de su partido. Pero sí deja en claro a generaciones presentes y futuras que cualquier juzgado serio no dudaría en condenar al expresidente estadounidense. Vale la pena revisar ambos argumentos.

Para continuar leyendo: https://aristeguinoticias.com/1302/opinion/por-que-donald-trump-es-culpable-del-asalto-al-capitolio-articulo/

En 2016 las redes sociales hicieron sus reglas más laxas para no censurar a Trump: Salgado Borge

Entrevista en Aristegui Noticias 18/01/2021

“Antonio Salgado Borge, escritor y académico, afirma que desde 2016 las empresas de redes sociales hicieron lineamientos más laxos para acoplarse a la forma de comunicar de Donald Trump, pero durante los últimos años su comportamiento se hizo más grave, por lo cual para él sí está justificada la decisión de suspender sus cuentas durante los siguientes días.”

Ver video en: https://aristeguinoticias.com/1801/aristegui-en-vivo/enterate/en-2016-las-redes-sociales-hicieron-sus-reglas-mas-laxas-para-no-censurar-a-trump-salgado-borge-enterate/

Cuidado con amazon

Amazon instalará un centro logístico en Yucatán. El gobierno del estado anunció este hecho con bombo y platillo. Dos aspectos fueron subrayados en su comunicado:  que la inversión de Amazon ha sido “atraída por las ventajas competitivas que Yucatán ofrece” y que la llegada de esta empresa se traducirá en una “mayor derrama económica y la creación de más y mejores oportunidades de trabajo para los yucatecos” (Diario de Yucatán, 18/12/2020).

Pero el historial de Amazon nos indica que los aspectos anunciados por el gobierno local podrían no corresponder con la realidad. En realidad, Amazon es una suerte de gigante egoísta. Y es que hay al menos tres asuntos importantes en ese historial que vale la pena revisar con el fin extraer lecciones para Yucatán y poder sacar provecho a la llegada de la compañía de Jeff Bezos al estado. 

1. SALARIOS

A finales de 2018, Amazon decidió aumentar significativamente el salario mínimo a sus trabajadoras y trabajadores en Estados Unidos y Reino Unido. Este aumento fue el resultado de una intensa presión por parte de activistas y figuras políticas progresistas en estos países.  La empresa de Jeff Bezos fue señalada directa y rotundamente por pagar “salarios de hambre”; a las personas peor pagadas por Amazon su sueldo no les alcanzaba para cubrir sus necesidades más elementales.

De acuerdo con The New York Times, a Amazon no le quedó más remedio que ceder ante esta presión. En ambos países la gigante estadounidense estaba siendo aplastada por dos paredes: intensa presión política y un mercado laboral apretado. El senador Bernie Sanders reconoció la rectificación de Amazon y puso lo ocurrido en estos términos: “Creo que vieron el signo en la pared. Creo que calcularon que era indefendible que un hombre cuya fortuna es de mas de 150 mil millones de dólares continuase pagando a trabajadoras o trabajadores sueldos tan bajos que les obligaban a depender de beneficios o apoyos del gobierno” (NY Times, 02/10/2018).

En un sentido, Sanders tiene razón: la reacción de Amazon en este sentido es digna de ser reconocida. Sin embargo, lo ocurrido también obliga a poner el reflector en dos asuntos importantes. El primero es la disposición inicial de la empresa de Jeff Bezos a, literalmente, explotar a las personas que emplea. Por ponerlo con todas sus letras, de no haber surgido una presión importante en Estados Unidos y Reino Unido, las trabajadoras y trabajadores de Amazon con sueldos más bajos seguirían recibiendo ingresos miserables mientras ven la fortuna Bezos incrementarse  

El segundo es la forma en que Amazon remunera a las personas que emplea en otras partes del mundo, particularmente en los países con salarios más bajos y con protecciones laborales más endebles. El aumento del salario autorizado por Amazon aplicó en Estados Unidos y Reino Unido porque ahí es donde se generó la presión suficiente para esta empresa.

La pregunta obligada es, ¿por qué Amazon paga, por default, salarios de hambre? De acuerdo con la revista “The Economist” hay tres posibles explicaciones. La primera es que esa empresa invierte en “áreas que han sido dejadas atrás”. La segunda es que depende, fundamentalmente, de personal con pocas calificaciones o sin gran preparación. La tercera es que Amazon se instala en lugares donde sabe que será en único empleador grande. De esta forma, puede darse el lujo de malpagar a las personas de esas comunidades. (The Economist, 20/06/2018). 

En cualquier caso, una muy mala noticia si entre las “ventajas competitivas” que Amazon encontró en Yucatán figura la posibilidad de pagar salarios de hambre.

2. CONDICIONES LABORALES

En 2013, una investigación de la BBC encontró que en almacenes británicos las empleadas y empleados de Amazon trabajaban en condiciones propicias para producir enfermedades físicas y mentales.  

Un trabajador de esa empresa se refirió a las circunstancias de su trabajo como “condiciones de campo de esclavos”, que implicaban estar todo su turno recolectando órdenes continuamente cada 33 segundos y sumar un total de 18 kilómetros caminados al día en este proceso. Algunas personas trabajaban turnos nocturnos de diez horas y media que implicaban trabajos con altas demandas físicas (BBC, 25/11/2013).

A estas condiciones esclavizantes hay que sumar que, debido a sus condiciones laborales inseguras, Amazon figuró en la “docena sucia” del Consejo Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional, una lista agrupa a las empresas donde es más peligroso trabajar en Estados Unidos.

En el mismo sentido, una investigación del prestigiado periódico “The Guardian” encontró “numeroso casos en que a trabajadores de Amazon se les abandonó a su sufrimiento después de lesiones sostenidas, situación que les dejó imposibilitados de trabajar, sin ingresos y en la necesidad de pelear por meses para recibir beneficios mínimos o atención médica” (The Guardian, 02/04/2019).

Por ejemplo, en 2017 una trabajadora en el almacén de Forth Worth, Estados Unidos, empezó a experimentar los síntomas del túnel carpiano, como debilidad y entumecimiento en la mano y en el brazo provocados por la compresión de nervios. Diez veces reportó esta trabajadora su padecimiento en la enfermería del almacén. Diez veces fue enviada de vuelta a su trabajo. Cuando llegó el punto en que la persona físicamente no podía continuar y en que necesitaba una cirugía, Amazon se negó a pagarla y disputó su responsabilidad en cortes.

3. EL NIÑO DEL BALÓN

Considerando lo anterior, no es ninguna sorpresa que Amazon tenga poca tolerancia a que sus acciones sean evaluadas. 

La vigilancia interna suele ser suprimida por Amazon. Y es que la empresa de Bezos se ha caracterizado por despedir a las trabajadoras y trabajadores que se quejan públicamente de sus condiciones laborales o a quienes intentan organizarse para defender sus derechos. Esto no ha ocurrido en un pasado muy lejano. En Estados Unidos instancias de esta medida fueron registradas apenas el año pasado (CNN, 31/03/2020).

La vigilancia externa también se le indigesta a esta gigante. El año pasado Amazon Estados Unidos anunció que no instalaría sus segundas instalaciones centrales en Nueva York. Sin embargo, este enorme y multimillonario proyecto, que recibiría beneficios e incentivos gubernamentales, fue descartado por Amazon ante la cantidad e intensidad de los reflectores que activistas neoyorquinos le pusieron en la cara. Alguien describió la actitud de esta empresa como análoga a la del niño dueño de un balón que se lleva la pelota cuando no le gusta el partido o cuando su equipo puede perderlo.

La legisladora progresista Alexandria Ocasio-Cortez resumió a la perfección los argumentos de quienes se opusieron a este proyecto. Para la representante demócrata, cuando hablamos de traer trabajos a una comunidad, necesitamos formularnos cuatro preguntas:

(1) ¿Hablamos de trabajos con salarios bajos o de trabajos con salarios altos? Dado que la política inicial de Amazon es pagar los sueldos más bajos posibles a sus trabajadoras y trabajadores que reciben las remuneraciones más limitadas, en el caso de Yucatán esta pregunta debe formulada directamente y desde el inicio. 

(2) ¿Cuál es la calidad de los trabajos y cuántos se han prometido? Si en lugares donde suelen respetarse los derechos humanos y donde hay protección y apoyo institucional para la fuerza laboral, como Estados Unidos y Reino Unido, trabajadoras y trabajadores de Amazon sufren condiciones laborales indignantes, poco podemos esperar de estas condiciones en países como México y en Estados como Yucatán. 

(3) ¿Ha prometido la compañía contratar en la comunidad en la que se instala? El que una empresa venga a Yucatán no necesariamente significa que sus puestos directivos y mejor pagados serán gente local.  Este requisito tendría que ser parte del acuerdo del gobierno que da facilidades a la empresa, pero el gobierno de Yucatán no ha dicho algo sobre este tema.

(4) ¿Puede la gente organizarse para exigir mejores condiciones? Claramente Amazon ha buscado suprimir cualquier tipo de vigilancia interna o externa, incluyendo sindicatos y protestas de sus trabajadores. Es esperable que intente lo mismo en nuestro estado.

Dado que a Amazon le disgustó estar sujeta a interrogantes de este tipo en Nueva York, esa empresa tomó su balón y se retiró de la cancha. Pero Yucatán, por el bien de sus habitantes y por elemental dignidad, no debe doblarse ante espejismos o chantajes. Sólo respondiendo a estas interrogantes podemos determinar si la sorpresiva llegada de la gigante estadounidense será positiva para las yucatecas y para los yucatecos.

CONCLUSIÓN

En este artículo he argumentado que la llegada de Amazon a Yucatán no es necesariamente una buena noticia. El historial de esta gigante egoísta nos deja importantes advertencias y lecciones sobre la mesa. Habrá que vigilar y poner mucha atención a la forma en que esta empresa retribuye a su fuerza laboral en Yucatán, a las condiciones laborales y mecanismos de seguridad en sus instalaciones de trabajo, al origen de su personal mejor pagado y a las demandas de sus trabajadoras y trabajadores. Esto es, acompañar, periodística y legalmente cada uno de sus pasos. De lo contrario, la historia nos muestra que poco podemos esperar de la llegada de Amazon al estado.

« Entradas Anteriores