Autopsia de una deuda

Diario de Yucatán, 24-05-2020.

 

El Congreso de Yucatán ha rechazado la solicitud de Mauricio Vila de incrementar en 50% la deuda del estado. Con esta negativa, no acostumbrada en Yucatán, se termina un ciclo de discusión pública cuyos saldos ameritan ser evaluados. A continuación, una autopsia a este ciclo que se ha cerrado.

Operación Doble

Empecemos notando que el gobierno del estado planteó al menos dos elementos fundamentales para legitimar la idea de la necesidad de contratar un préstamo.

(1) “Operación Legitimidad”. Esta operación consistió en plantear a la sociedad un falso dilema. Y es que de acuerdo con el gobierno de Mauricio Vila teníamos sólo dos opciones sobre la mesa:

Opción A: se aprueba el préstamo en las condiciones que yo he establecido.

Opción B: tendremos más pobreza y miles de empleos se irán al sumidero.

El dilema es falso, pues claramente A y B no son las únicas opciones disponibles. Hay al menos una opción intermedia, perfectamente factible, que nunca fue mencionada por el gobierno estatal:

Opción C: modificar las condiciones de la solicitud de préstamo de tal forma que los candados, controles y transparencia necesarios para garantizar el mejor uso posible de estos recursos estén en su sitio.

Es probable que el gobierno no haya mencionado la Opción C asumiendo que plantear la situación en forma de un dilema, falso y constituido en parte por una opción escalofriante, sería suficiente para convencer a la población de aceptar la única alternativa no apocalíptica sobre la mesa.

La “Operación Legitimidad” también incluyó la manifestación pública de cámaras empresariales y líderes sindicales charros, aliados incondicionales del gobierno de Mauricio Vila y, antes, del de Rolando Zapata. La idea es que los desplegados y llamados de estos grupos reforzaría la percepción de que la sociedad civil respaldaba este préstamo.

(2) “Operación Legalidad”. Desde luego, para obtener acceso al préstamo el gobierno estatal no sólo necesitaba legitimidad; requería también la aprobación de dos terceras partes del Congreso de Yucatán, un requisito legal indispensable en estos casos. La actual legislatura le ha aprobado prácticamente todo sin ver al actual gobernador. Algo parecido ocurrió con Rolando Zapata y con Ivonne Ortega.

Era por ende natural que el gobierno de Mauricio Vila apostara a que este paso no sería problemático. De esta forma, en lugar de presentar argumentos, construir públicamente los candados, las reglas y la vigilancia que ameritan elevar la deuda del estado, Vila apostó a que podría “atraer” los votos de algunos diputados de oposición sin mayor problema.

Esta doble operación comenzó a hacer agua en buena medida debido a los escándalos generados por su proceso de selección de empresas que recibirían recursos de una bolsa de créditos del gobierno del estado para sectores estratégicos. Recordemos que la aparición de al menos ocho empresas estrechamente vinculadas con la administración de Mauricio Vila en esta lista generó, con justa razón, fuertes reclamaciones.

Lo anterior es importante, pues deja ver que es natural que esta serie de inconsistencias hayan sembrado dudas sobre las formas del gobierno del estado. Las protestas no se hicieron esperar: no sólo no ha sido claro manejando lo que tiene, sino que quiere más recursos para manejar opacamente. El derrumbe de la “Operación Legalidad” contribuyó en parte a echar abajo la “Operación Legitimidad”. Aprobar el préstamo podía tener un costo electoral importante.

Las Derrotas

¿Quiénes pierden como consecuencia de este resultado?

(1) Mauricio Vila. Pierde, en primer lugar, el gobernador y su equipo cercano. La “Operación Legitimidad” terminó generando un efecto que trasciende a la coyuntura del actual préstamo.

Para el gobernador, la caída de la “Operación Legalidad” representa una evidente derrota política. Insisto: lo normal es que los poderes legislativo y judicial de Yucatán actúen como subordinados del poder ejecutivo. En este sentido Yucatán es una predemocracia en la que el gobernador controla todos los poderes. Hasta hace apenas unos días, este era el estado normal de cosas. La “rebelión” de una parte del PRI y de Morena muestran una grieta que habrá que seguir con atención.

Todo parece indicar que el gobierno del estado no ha entendido la forma en que el contexto contribuyó a su doble derrota. En un mensaje, Mauricio Vila informó, visiblemente enojado, que no aprobar el préstamo que solicitó representaría la pérdida de más de 80,000 empleos y que 150,000 yucatecas y yucatecos pasarían a vivir en condiciones de pobreza. También dijo que a partir de ahora “debido al desempleo, va a faltar el pan y lo más esencial”. Este discurso ha sido secundado por María Fritz, la secretaria de Gobierno, y por otras personas cercanas a la actual administración.

El gobierno parece haber decidido continuar con su discurso catastrofista en lugar de reconocer que presentar un proyecto con candados, vigilancia y transparencia hubiese contribuido a que su solicitud de préstamo fuese exitosa, Por ponerlo de otra forma, si tan importante era este asunto, ¿por qué no plantearlo democráticamente y bien a la primera?

(2) Las cámaras empresariales. Mauricio Vila ha dicho que su iniciativa fue “elaborada con el apoyo y aval de distintos organismos de la sociedad yucateca”. Sin embargo, “sociedad yucateca” ha significado para los dos últimos gobernadores “cámaras empresariales” —para Ivonne Ortega el término fue inexistente—. Desplegados de estas cámaras formaron parte de la “Operación Legitimidad” y de la “Operación Legalidad”.

En el pasado, quizás esta muestra de unidad hubiese resultado suficiente. Sin embargo, esta premisa ha dejado de ser válida. Distintos sectores del público, con justa razón, han comenzado a ver con desconfianza a organizaciones que en ocasiones actúan selectivamente y que han sido omisas en su denuncia de corrupciones pasadas y presentes. Con su apoyo incondicional a la solicitud de un préstamo sin los candados y controles, las cámaras empresariales han consolidado esta imagen. Para enmarcar es una “conferencia de prensa” convocada por el líder del Consejo Coordinador Empresarial para defender el préstamo en la que ni siquiera aceptó preguntas de los periodistas.

(3) El PAN. El accionar de Rosa Adriana Díaz Lizama y de los diputados que comanda en el Congreso es francamente lamentable. La líder de bancada del partido del gobernador y sus compañeros buscar aprobar rápido sin ver la solicitud de crédito. Y con ello, revelaron la naturaleza de su “labor legislativa”.

(4) La sociedad. En un sentido, a corto plazo pierde la sociedad yucateca, pues por las acciones descritas anteriormente se ha quedado sin un préstamo que hubiese ayudado a reactivar la economía local. Repito aquí algo que he dicho antes: lo ideal hubiese sido acceder a un préstamo con condiciones perfectamente claras, con candados y vigilancia, con proyecciones de su impacto en el bienestar de futuras generaciones yucatecas y consensuado con la sociedad civil. Pero esto era imposible bajo el formato promovido por el gobierno del estado.

La sociedad también pierde con el tono y el mensaje del gobernador y de colaboradores. A lo dicho anteriormente hay que sumar un punto acertadamente señalado por el periodista yucateco Paul Antoine Matos: “¿Se imaginan vivir en el estado con más casos de muertes por suicidio y salga alguien a decirte que no encontrarás trabajo cuando termine la emergencia sanitaria? Un mensaje así es gravísimo en un estado donde la salud mental no es prioridad”.

Las Victorias

(1) La sociedad. En otro sentido, la sociedad yucateca se ha apuntado una victoria.

(a) No elevamos 50% nuestra deuda para que luego ese dinero se gastara sin candados o vigilancia. Un gasto que, al no tener control, seguramente habría terminado por beneficiar a algunas personas, pero que claramente impactaría en las finanzas públicas a futuro y, con ello, en los servicios públicos y en el acceso a salud o educación de generaciones futuras.

(b) Además, poniendo entre paréntesis los motivos por los que parte del PRI y Morena se opusieron al préstamo, la posibilidad de que el Congreso de Yucatán no esté bajo el control del gobierno del estado debe es una buena noticia. Insisto: me refiero exclusivamente del hecho de que exista división real de poderes en nuestro estado. Aunque esta división puede en ocasiones generar resultados indeseados, recordemos que es una condición necesaria en las democracias liberales. Y que en Yucatán parecía no existir hasta hace unas semanas.

(2) La prensa libre. Los reportajes publicados en la prensa independiente, particularmente en Diario de Yucatán, fueron pieza fundamental para que la sociedad pudiese evaluar el contexto y naturaleza del préstamo solicitado.

(3) Morena y lo peor del PRI. Probablemente por motivos meramente políticos, los diputados y diputadas priistas asociados a Francisco Torres e Ivonne Ortega fueron quienes se opusieron al préstamo. Sin embargo, es preciso reconocer que, en el caso de los políticos, lo realmente importante es si sus acciones pueden ser consideradas benéficas o no. Si los efectos de sus acciones son positivos, es irrelevante si las hacen “de corazón”. Y lo mismo aplica a la inversa.

Conclusión

El rechazo a la solicitud de endeudamiento del gobierno del estado se debe, en buena medida, a los errores del propio gobierno. Su operación doble terminó siendo un doble fracaso. Pierden el gobernador, las cámaras empresariales, la bancada del PAN y, en un sentido la sociedad yucateca. Sin embargo, en otro sentido, de todo este proceso, la sociedad ha terminado siendo la gran ganadora, junto con la prensa libre y, paradójicamente, lo peor del PRI.— Edimburgo, Reino Unido.

 

 

*Candidato a doctor en Filosofía (Universidad de Edimburgo). Maestro en Filosofía (Universidad de Edimburgo) y maestro en Estudios Humanísticos (Itesm)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s