Líbranos México

Captura de Pantalla 2020-04-12 a la(s) 15.02.35

Líbranos México de la reelección, abierta o disfrazada. De que una persona sin trayectoria, méritos o talentos conocidos, otros que ser la esposa de un expresidente, pueda convertirse en una fachada para que éste pueda usar la Constitución como tapete y soñar con un segundo sexenio. De que quien aspira a ser tu primera presidenta no sea una de las muchas destacadas mujeres independientes o feministas que tanto se han preparado y luchado para alcanzar los sitios que hoy ocupan.

De que esta pareja no considere problemático publicar una fotografía de él, en primer plano saludando con la banda presidencial cruzada en el pecho, y ella, detrás, acompañada con la frase “volveremos —en plural— a Palacio Nacional”. De que en este intento de regreso sea él quien, desde el principio, haya llevado y siga llevando la voz cantante, y de pensar que esto cambiaría en caso de que la pareja alcance sus objetivos. De la tentación de aplaudir el abierto intento de reelección de uno y de rasgarnos las vestiduras ante la posibilidad, negada hasta el cansancio, de la reelección de otro.

De que ese intento de reelección se haya buscado, “haiga sido como haiga sido”, en primera instancia con miles de firmas falsas rechazadas por el INE y, en segunda, a través de asambleas patito llenas de acarreados. De que pensar que lo que así ha nacido puede ser distinto en el gobierno. De todo esto, líbranos México.

Líbranos México del cinismo. De que el hombre que montó una guerra donde no la había, transformando a un lugar pacificado en uno de los más violentos del mundo, se sienta con la autoridad moral para dar recomendaciones en materia de violencia. De que aquel acusado con pruebas sólidas de haber favorecido a un cartel pueda criticar con la mano en la cintura el supuesto favoritismo del actual gobierno hacia ese mismo cartel.

De que el individuo que llevó al poder adquisitivo de las mayorías a desplomarse en 42%, el mismo que encareció la canasta básica y que con sus políticas favoreció a empresas sobre trabajadores, se presente como el que frenará esta caída. De que el hombre que multiplicó a los pobres y “logró” un PIB acumulado de 1.96% se jacte de conocer como hacer crecer una economía. De que quien incrementó tu endeudamiento externo pontifique sobre el manejo responsable de la economía. Líbranos México.

Líbranos México de los corruptos. De abrirle las puertas a quien se rodeó de personajes señalados por corrupción grosera; a quien, de acuerdo con Verificado.mx, permitió que naciera la “estafa maestra”, asignó contratos a empresas irregulares y se relacionó con el mega escándalo de Odebretch. De ser gobernados de nuevo por aquel que gastó mil cuatrocientos millones de pesos en un monumento inútil que debía costar 400.

Del regreso al gobierno del hombre que “no vio” la corrupción escandalosa de los integrantes más encumbrados de su gabinete; particularmente, aquello de lo que se acusa a Genaro García Luna y a su círculo de colaboradores más cercanos. De quien aparece prominentemente señalado de conocer y alentar todo esto en investigaciones como las de la periodista Anabel Hernández. De que una persona que dejó pasar el saqueo grotesco pueda, sintiéndose libre de culpa, jugar al juez implacable del uso que la actual administración hace, para bien o para mal, de los recursos disponibles. De estas posibilidades, líbranos México.

Líbranos México de la escasez de alternativas. De una oposición cuyos referentes históricos son dos partidos que se encuentran moralmente hundidos. De partidos que no pueden reconocer los gravísimos asuntos que propiciaron su declive en las urnas; incapaces de transformarse; regenteados por corruptos y sin proyectos alternativos.

De seguir con esos mismos partidos que por un lado alertan alarmados del supuesto desastre del partido en el gobierno, pero que, por el otro, viven dedicados a esperar su caída.

De continuar financiando a partidos probadamente fracasados que han permitido que el partido de un expresidente, igualmente fracasado, pueda convertirse en una alternativa ante un gobierno posiblemente fracasado. De esos mismos partidos que no han sido capaces de formar liderazgos, plantear proyectos de nación, elaborar planes de acción o motivar a las personas. De quienes en ruinas apuestan por llegar al poder a través de la cooptación o sembrando miedo.

De Alito Moreno, de Marko Cortez, de Diego Fernández de Ceballos, de Carlos Salinas, de Luis Videgaray, de Ulises Ruiz, de Javier Lozano, de Dante Delgado, de Cuauhtémoc Blanco, de los líderes evangélicos metidos en política, de Manuel Velasco, etcétera, etcétera. De todos ellos, líbranos México.

Líbranos México del peor conservadurismo. De la posibilidad del regreso de un proyecto que promete reeditar acciones de derecha rancias y probadamente fallidas; que va por más guerra, por barrer bajo el tapete los derechos de las mujeres, de la comunidad Lgbti o de los pueblos indígenas.

De pensar irreflexivamente que el ayer fue mejor que el ahora. De la desmemoria que implica ver a los años transcurridos entre 2006 y 2012 como una época dorada, en lugar de aceptar que parte de la tragedia presente no se explica sin lo ocurrido entonces. De la facilidad con que el repudio generado por el primer año de un gobernante, justificado o no, puede hacer a algunos añorar un sexenio que terminó repudiado por las mayorías en las urnas.

De una derecha secuestrada por quienes no conocen el centro ni lo moderno; de quienes buscan combatir el populismo de otros con su propio populismo. De quienes emocionan a todas las fuerzas reaccionarias con el olor rancio que despide lo que se cocina en su caldera. De todo lo anterior, líbranos México.—Edimburgo, Reino Unido

asalgadoborge@gmail.com

@asalgadoborge

Antonio Salgado Borge

Candidato a doctor en Filosofía (Universidad de Edimburgo). Maestro en Filosofía (Universidad de Edimburgo) y maestro en Estudios Humanísticos (Itesm)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s