Ave scientia

SinEmbargo

 

“Para aquellos que querían un mundo sin vacunas… aquí está un mundo sin UNA vacuna”. Este mensaje circula en un tweet y va dirigido a los “anti-vaxxers”, un grupo de personas que normalmente “no cree” en las vacunas.

Aunque es pronto para notar todos sus efectos, ya es posible reconocer que el COVID-19 tendrá un impacto radical en las sociedades humanas. Muchas consecuencias de ese impacto, como la recesión económica que se viene, serán debilitadoras o difíciles de reparar. Pero otras podrían hacernos entender la poca importancia que hemos dado a aspectos fundamentales de nuestra vida en sociedad. Este ha sido el caso de la ciencia, un conjunto de conocimientos que en la era de la posverdad grupos como los “anti-vaxxers” buscan enterrar.

Para ver por qué empecemos notando que avance de la infección anti-ciencia en el mundo contemporáneo puede dividirse en al menos tres compartimientos.

(1) En un primer cajón se puede colocar a conjuntos semiformales. Por ejemplo, los antivaxxers, los terraplanistas o quienes se enganchan en teorías de conspiración. La presencia de estos grupos es tan real como increíble. En Reino Unido circula la idea de que lo que enferma a la gente no es el COVID-19, sino la señal de las torres de la red 5G que recién ha sido instalada. Apenas hace unos días, un grupo de personas literalmente atacó las torres.

Estos grupos abrazan las posiciones anti ciencia en parte porque ello les dan una sensación de seguridad y de control. De esta forma “adquieren” un “conocimiento” privilegiado que el resto de la sociedad, engañada por las élites intelectuales, no alcanza a imaginar.

(2) En un cajón vecino habría que poner a los grupos de poder que se benefician de las posiciones anti-ciencia, como grupos religiosos ultraconservadores y sus satélites o movimientos políticos afines. Por ejemplo, en Brasil, Jair Bolsonaro ha afirmado, sin base científica alguna y contradiciendo los hechos, que “a los brasileños nunca les pega nada” y ha dicho que cree posible que algunas personas hayan sido infectadas desde hace semanas pero que ya cuenten con anticuerpos desarrollados para combatir a ese virus.[1]

Para seguir leyendo: https://www.sinembargo.mx/10-04-2020/3764463

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s