Mamadas

¿Se ha preguntado usted cómo es posible que nuestros gobernantes ofrezcan explicaciones increíbles o completamente carentes de sentido, aún en los momentos más delicados? ¿Por qué nuestro Presidente se ocupa de aclarar que usó correctamente un par de calcetines, a pesar de la frivolidad que ello revela, pero no de dar respuesta inmediata y frontal a una carta en la que casi medio millar de reconocidos individuos exigen garantías al ejercicio de la libertad de prensa en México?

Los discursos de nuestros representantes están repletos de despropósitos que, repetidos sin ton ni son, hacen convenientemente que la realidad se vuelva irrelevante. De acuerdo con el filósofo Harry Frankfurt, los despropósitos -coloquialmente denominados “bullshit” por los angloparlantes y, según la RAE, “mamadas” por los mexicanos- son distintos a las mentiras porque su fin no es exponer u ocultar una verdad, sino distraer de las verdaderas intenciones de los personajes que lo profesan. Por lo tanto, la verdad o falsedad contenida en un despropósito no tiene la menor importancia.  

Para continuar click en:

http://www.sinembargo.mx/opinion/21-08-2015/38289

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s