Políticos “affluenza”

Uno de los aspectos que más llama la atención de nuestras élites políticas es su aparente falta de empatía. Muchos de nuestros representantes y sus socios comerciales recorren incansablemente zonas marginadas o visitan hospitales públicos donde los pacientes son atendidos en condiciones inhumanas. En estos eventos, candidatos o funcionarios entran en contacto directo con muchas personas. Sienten sus cuerpos. Las ven llorar, las escuchan suplicar apoyo, estrechan sus manos, besan rostros, huelen su hacinamiento.

Pero nada de esto parece ser suficiente para hacer a nuestros sonrientes representantes ponerse en los zapatos de los sufrientes y sentir así su miseria. Apenas tengan la oportunidad, estos mismos funcionarios desviarán para sus arcas o sus campañas recursos destinados para el desarrollo rural, para hospitales o para escuelas. Llegado el momento ningún límite, ni siquiera la vida, resultará irrebasable.

Una buena forma de empezar a entender a nuestras élites políticas es considerando el caso del joven “affluenza”, quien cumple una condena bajo libertad condicional después de haber atropellado y matado.

 

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/01-01-2016/43520

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s