La tragedia del salario mínimo

Existen sobrados motivos para afirmar que el aumento en los salarios debería ser uno de los temas más importantes de 2016. A finales del año pasado, la Cámara de Diputados aprobó la desindexación del salario mínimo de cuotas, créditos y sanciones. Con ello, perderá vigencia la que ha sido, durante muchos años, la principal excusa para no aumentarlo.

Pero unas semanas después la Comisión Nacional de Salarios mínimos, conformada por representantes del sector obrero, patronal y Gobierno, mandó un mensaje desesperanzador al aprobar para 2016 un aumento de 3 pesos al día en este salario. Según Basilio Gómez, su presidente, la decisión fue unánime. No explicó cómo es posible que el organismo que encabeza esté contraviniendo su función más elemental. El salario mínimo mexicano es ahora de 73 pesos. Para darnos una idea de su involución en los últimos años basta con señalar que se estima que un trabajador mexicano que obtiene este ingreso debería ganar alrededor de 100 pesos al día tan sólo para tener el mismo nivel de vida que tenía en 1995 – y en 1995 tampoco éramos Noruega-.

Para continuar leyendo:

http://www.sinembargo.mx/opinion/08-01-2016/43834

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s